14 de enero de 2009

Gato Pili

Voy de camino a la frutería, cantando "Sta-aa-ay just a little bit longer" y pensando en manzanas asadas, con su poquito de azúcar y de mantequilla, y me encuentro con el gato Pili, que se llama así porque cuando su familia lo recogió era demasiado chico para que lo bautizaran con garantías, y ahora que tiene siete meses y responde al nombre de Pili no le van a decir por ejemplo José Manuel; y al gato Pili, que está sentado en un muro, no le gusta un pelo que yo cante, que se comprende, porque canto raro, aunque ponga de mi parte, y me mira mal; pero en vez de volverme la espalda con aire de sumo desprecio, que es lo que una esperaría de un gato, me da un manotazo sin uñas ni nada y me tira las gafas debajo de un coche; y yo, en vez de coger al gato y estrujarlo hasta que escupa el hígado y recordarle con voz de psicópata que las gafas me costaron 125 euros porque estaban de oferta y que me quedan menos de dos meses de contrato y que luego vendrá la miseria, siento que me da la risa, y me arrodillo, y recojo las gafas, que no se rompieron pero fueron a parar al charco más asqueroso de Playa Honda (y está reñida la competición), y las seco, y me pongo de pie otra vez, y le doy un manotazo al gato Pili (sin uñas también, juego limpio, juego limpio), y cambio de planes. Nada de frutería ni de manzanas asadas. Me voy a la óptica a que me aprieten bien los tornillos de las gafas, que no se me caigan más. El gato éste no me avasalla a mí.

19 comentarios:

6 dijo...

Qué lindo gato y qué lindo blog y qué linda Lupe enamorándose de gatos impertintentes.

Qué honor estrenar.

¡Larga vida al nuevo Tinta de Lagarta!

6 dijo...

impertinentes y con nombre de mujer

xxy, el gato

Doctor Sigmundo Froid dijo...

ese gato evocaor de algún antiguo novio, Lupe.

El Zorrocloco dijo...

¡Eso es bullying zoofílico! Por parte del gato, se entiende :P

Al final has caído, ¿eh? Lo que quizás el fondo sea muy claro, y la letra muy negra, y... eh... Vaaale, me callo.

aracne dijo...

¿Y asar al gato con su poquito de mantequilla y azúcar y canela?

Me gusta tu casa nueva. Estás estupenda en la foto. Creo que las terrazas de los bares son tu elemento, siempre quedas glamorosa y estupenda.

bleuge* dijo...

te pegó porque le diste envidia!

beguito dijo...

AY! QUÉ RARO, YA ESTABA ACOSTUMBRADA A TU CASA... PERO BUENO, CAMBIO DE AIRES.
YO LOS ZARPAZOS LOS PEGO CON UÑAS, CUANDO NO ME LAS MUERDO, CLARO...
BESOS.

tirurí dijo...

Dicen en los mentinderos que prepara usted ciertos platos además de las manazanas, que resultan exquisitos al paladar.
A ver si invita y se deja de tanto gato pili...

martin dijo...

Tachán!!
me he descubierto!
Yo soy sigmundo!
Yo soy Tirurín!
Yo soy la morsa!
(guiño

martin dijo...

)

Ginebra dijo...

Tomayá pedazo de nuevo sitio luminoso! Y con foto! Joé, qué valiente, a eso no llegaré yo nunca (claro que si saliera así de bien como usted igual me lo pensaba y todo)

PD.- Juá, acabo de mirar la palabra de verificación y me ha tocado "putia". Y me he reido como los niños chicos cuando dicen culo.

LaURa dijo...

YO no quiero gafar esto... pero me borraron aquí las letras de inauguración y a hora no me acuerdo qué dije. Ah, que Larga vidaaaaaaaa! y luego Largaaaa!!!! decían todos.

La Lupe dijo...

Gracias, gracias, y a ver si el blog éste no me escupe como el otro...

La Lupe dijo...

¡Ja! ¡No! ¡Aquí mando yo y escribo cuando yo quiero!

Cuinpar dijo...

Bueeeeeeeeno, y ahora a cambiar los enlaces de mi blog. Jaquecosa...
Mira, ese café y ese solecito en la cara y todo te sientan muy bien. Pero mejor te sientan la cara de susto, y el frío, y unos churritos rellenos. Te lo digo yo.

Arantza dijo...

Pues a mí me gusta donde te has mudado, el fondo blanco te sienta bien. ¿Lo has amueblado de Ikea?
En cuanto al gato, podría haber sido peor, Alfonso le lanzó un zarpazo a un pendiente un poco aparatoso que llevaba un día (yo, no el gato), y casi me desfigura la oreja. Ahora ya no hace esas cosas, está demasiado obeso como para lanzarle zarpazos a nada que no sea lo que se interponga entre él y su taza de comida, Maldito continente...

Eider dijo...

A mí me gustaba el otro, pero borrón y a seguirla donde vaya.
Con esa cara me extraña que haya tardado tanto en obsequiarnos con su sonrisa.
Besos y que le dure (la sonrisa, el blog y lo que se le ocurra).

La Lupe dijo...

Muchas gracias, muchas gracias (particularmente a los que me echan flores). A mí la casa nueva me gusta. Pero me costará llenarla, que ya saben que escribo poco, y despacio, y a trompicones. Así que, de momento, rollo minimalista y tan tranquilos todos.

Anónimo dijo...

qué bueno el cambio, aunque es verdad que se acostumbraba uno al otro. Pero igual de agradable igual de buena. Y ciertamente muy guapa.