26 de abril de 2009

Esa boca

Aquí tienen una lista de las cosas que le he sacado de la boca a Pinito en los últimos diez días. Sólo les pongo las que puedo escribir sin que me entren ganas de vomitar. Aún así, verán que desde que estoy criando a Pinito he ganado bastante en términos de estómago. Antes era más delicada, yo.

Un hilo de pescar de 45 centímetros de largo al que iban unidos dos anzuelos y la cabeza de una boga.
Un chupachús MegaKojak Sabor Cereza seminuevo (propiedad de mi hermana).
Un Mars Delight nuevo, a estrenar (también de mi hermana).
Seis zapatos variados, nueve calcetines y cuatro piezas de ropa interior.
Una barra de labios rosa suave.
Un teléfono móvil Nokia (not connecting people anymore).
El libro de César Millán.
Un ratón con la mitad de las tripas fuera.
Media lagartija (seca).
Un tuno indio.
Un trozo de alfombra.
Muchos chicles (propietarios no identificados).
Medio pan (verde).
El arnés y la correa de la perra Pulga.
Un rotulador permanente negro.
Un rollo de cinta aislante.
Cinco cojines buenos (propiedad de mi madre) y cuatro baratos (míos).
Un cinturón (mío).
Seis piezas decorativas de potpourri al aroma de lavanda con forma de piña.
El mando de la tele.
Un bote de vitaminas marca Supradyn.
Los restos de una pelota amarilla de caucho que me juraron, en la tienda de animales, que se usaba para adiestrar pastores alemanes y que era total y absolutamente irrompible (p.v.p. 4.5 euros)
Un calabacino.

A veces pienso que me gustaría devolver a Pinito al parque.

16 comentarios:

Gabriel Ramírez dijo...

Lupe: En agosto estaré en Santa Cruz invitado por una seguidora de tu blog (Araceli). Como me invitarás a tomar un café, podremos aprovechar para juntar a Pinito con mis cuatro niños. Y podemos hacer un campeonato de destrozos diversos. ¿A que mola?

Abrazo.

aire dijo...

Eres cruel. Es evidente que a Pinito le gusta la lectura, la moda, el maquillaje, la decoración, oler bien... Por no mencionar que no le das suficientes vitaminas.

Consulta perruna: ¿Cómo consigues sacarle las cosas de la boca sin jugarte tu integridad física?

Ginebra dijo...

Sí, sí, devuélvala al parque, verá de la porquerías que se mete en la boca.

Cuinpar dijo...

popurrí de ese? No me extraña que se lo coma, es una cursilada.
Love pinito forever.

con Ka dijo...

"Un tuno indio"
¿Un indio vestido de tuno? :S

el bulli dijo...

llévela a un restaurante caro de ésos que ponen la comida en torrecitas en enormes platos llanos vacíos, verá usted cómo se le afina el paladal!

Arantza dijo...

Yo le hubiera dejado terminarse el ratón muerto, soy una madre malísima. Lo del hilo me ha hecho sentirme muy solidaria, Lupe, es una de las obsesiones felinas en esta casa. Y qué horrible cuando ves el pedacillo de hilo colgando de las fauces de tu gato/perro y tiras, tiras y aquello no se termina (¡puaj!). Alfonso tiene sus gustos : se niega a comer cualquier cosa semejante a comida de verdad (es mundialmente conocido por haber rechazado un pedazo de salmón), pero le he sorprendido lamiendo con fruición el café molido que se le cae a monsieur M. cuando se prepara el espresso matinal. Debe de tener un grado de parentesco contigo, es adicto al café.

Anónimo dijo...

CAAAAAAAAAAAAJAS

LaURa dijo...

Y tu mano, y tu mano, que yo la ví

anta dijo...

¿Y no será que tiene hambre?

La Lupe dijo...

Voy.

Gabriel, estupendo, pero desde ya te digo que, sean como sean tus cuatro niños, Pinito gana; está cambiando los dientes y los nuevos le salen aún más afilados y peores. Y rapidísimo.

Aire, uno de los problemas de esta perra radica en que le gusta TODO y en que se lo echa TODO a la boca. Es poco selectiva. Le doy vitaminas de sobra. Y le saco las cosas de la boca a fuerza de valor y magnetismo personal.

Gin, pues allá ella... Si la cosa de devolverla me da cuando ya no puedo más, como Camilo Sesto.

Cuinpar, que sea la última vez que criticas (públicamente, además) las decisiones de mi señora madre en materia de decoración de interiores.

Con Ka, un tuno indio es una fruta silvestre, vamos, una variante de higo chumbo de color púrpura, y pica como el demonio, y de verdad que no entiendo como Pinito no acabó en Urgencias.

El bulli, sólo me faltaba eso; con lo que me cuesta esta perra en disculpas y reposiciones...

Arantza, no, seguro que no; el ratón estaba manifiestamente muerto desde hacía un par de días y ofendía por igual a la vista y al olfato (esto creo que se lo he robado a Eduardo Mendoza). Lo del café lo comprendo. Cada vez me cae mejor Alfonso.

Martin, grf.

Bueno, Laura, pero hace un tiempito ya que no me muerde... Y está divertidísima sin paletas... Ya le faltan tres... ¿No hay manera de retrasar el crecimiento de los dientes definitivos, pregunto? ¿Diez años, doce?

Anta, te juro por Dios que no, que come estupendamente y que si lo muerde todo es de pura maldad.

Ahora me voy a bañarla, que huele a rayos, truenos y centellas. Hop.

bleuge dijo...

bien,
mientras más cuesta, mejor después verdad?
te pone a prueba la perrica.

con Ka dijo...

Gracias por la aclaración, ya me quedo más tranquila. ;)

LaURa dijo...

Hay una manera de retrasarlos taaaanto que igual a los 35 años (físicos, no de perro, que la gente luego me viene y me responde al qué edad tiene que 95), eso, que igual a los 35 le salen... tú ya me entiendes

La Lupe dijo...

Ja.

bleuge, ahora mismo Pinito es un deporte olímpico. Pone a prueba todas mis capacidades. Y no estoy segura de que vaya a ser mejor después.

Con Ka, a mandar.

Lau, ¿quieres decir disecarla?

cajas y más cajas dijo...

esta lista... parece que va en aumento cada vez que vengo, no?