14 de mayo de 2010

Fracaso

Señor muy alto [abriendo la puerta de la calle]: ¿Hola?

La Lupe [preparando la cena y canturreando trocitos asesinos de Cell block tango]: Hola.

[Pinito salta acrobáticamente alrededor del señor muy alto]

Señor muy alto [acariciando a la perra]: Hola, tú, fracaso educativo.

[Pinito insiste en saltar y menear el culo con frenesí y dar lengüetazos al aire]

La Lupe [saliendo de la cocina con una cuchara amenazante en la mano]: No le digas eso al animal.

Señor muy alto: Cómo que no. Fracaso educativo, ven, que tu dueña te vea y te reconozca.

La Lupe: No es un fracaso educativo.

Señor muy alto: Supongo que depende de las expectativas que tuvieras, claro.

La Lupe [toda lealtad]: Últimamente ha mejorado mucho.

Señor muy alto: Sí, ya. Le van a dar el Nobel de la Paz.

La Lupe: Ya no se come los zapatos.

Señor muy alto: No; ahora los roba, los esconde y los chupetea, pero no se los come.

La Lupe [muy digna]: Te parecerá poca mejora.

Señor muy alto: Esta perra no nos tiene respeto ninguno. Date cuenta. Se sube a los sillones y a la cama. Es más, se sube encima de nosotros. Cuando la llamamos no viene...

La Lupe: Sí viene.

Señor muy alto: Bueno, si estás en la cocina y te oye abrir la puerta de la nevera, viene.

La Lupe: Cuando yo la llamo me obedece. O por lo menos no sale corriendo en dirección contraria, como hacía antes. Ahora se queda quieta en el sitio. Eso es un progreso.

Señor muy alto: Ojalá fueras la mitad de optimista con el resto del planeta.

La Lupe [sin hacerle caso]: Y ya no ha vuelto a comerse las paredes.

Señor muy alto: Ah, por cierto, el papel que hace falta para arreglar los agujeros en las paredes cuesta 120 euros el rollo.

La Lupe: No necesitamos un rollo. Con dos metros o tres nos basta.

Señor muy alto: Ya, pero no lo venden por metros. Mínimo, un rollo. Luego habrá que sumar la pintura y la mano de obra.

La Lupe [mirando a Pinito con un poco de desesperación]: Ay.

Señor muy alto: Ay, sí.

La Lupe: Pero cuando le digo “silencio perruno” se calla.

Señor muy alto: Durante una centésima de segundo.

La Lupe: Y cuando le digo “besos sí, mordiscos no” deja de masticar a la gente.

Señor muy alto: Durante dos centésimas de segundo.

La Lupe [sorda y ciega]: Es una perra estupenda. Jovencita aún, impetuosa, pero...

Señor muy alto: Sí, claro. A lo mejor cuando sea vieja y se le caigan los dientes...

La Lupe: Sabe hacer unos trucos divertidísimos. ¿Tú la has visto como se pone en dos patas?

Señor muy alto: Muy útil, sí.

La Lupe [heladoramente]: Otra como esa, bonito, y...

Señor muy alto: Oh, Pinito, cuadrúpedo de belleza sin igual, por favor, ponte en dos patas, que no puedo vivir un segundo más sin ver...

La Lupe: Y pensar que la perra te quiere con locura.

Señor muy alto: Claro. Sólo faltaba que no me quisiera.

La Lupe: Cuánta ingratitud. Dale un zapato, anda, que se entretenga el pobre bicho.

Señor muy alto: Dáselo tú, que tienes muchos.

10 comentarios:

rodericus2009 dijo...

Todos los hijos unicos son unos malcriados, por eso yo tengo dos hermosos Carlinos, absolutamente mimados los dos.

BVG dijo...

Este Señor Muy Alto me parece que no vió nada de Félix Rguez. de la Fuente... ¡Qué desapego, por dios! Animalito... (Pinito, of course...)

Reinadelmango dijo...

He de decir, en defensa de Pinito, que la otra tarde, mientras me dabas clases de inglés, no me mordió ni me ladró, acertó a besarme en la mano mientras la acariciaba y pareció bastante escandalizada al oír las bad words de la canción que me pusiste. Todo educación y finura (hazme otro queque, anda).

si, bwana dijo...

¡Vaya fidelidad a la perrita! XD

aracne dijo...

Los perros no han evolucionado para obedecer a sus dueños, sino para chantajearlos emocionalmente. Díselo al señor muy alto. Y yo también quiero queque!

Arantza dijo...

Lupe, ten cuidado. Tu actitud hacia la Pini me recuerda cada vez más la de Santa Madre hacia sus hijos. Por lo del amor ciego, y eso. Si sigues así, terminarás comprándole collares con brillantitos, e impermeables para los días de lluvia. Burberry's.

Ginebra dijo...

Pero querida, si no va a quererla menos por admitir que es un mal bicho.

desparramando dijo...

jajajajaj me da mucha risa imagina la situación.. pero en fin... pobre cuadrupedo..lo critican y que culpa tiene...
"dicen que la culpa no es del chancho sino del que le da el afrecho"..
como sigan pasandole zapatos para su entretencion no se enterará que hace mal en mordisquearlos...

El Zorrocloco dijo...

Al encantador de perros vas. He dicho =P

cosas de cocina dijo...

Hola, pasaba por aquí y me dije "voy a ver si está Lupe en su tinta" Y veo que llevas publicando entradas desde Marzo! Hay que ver como pasa el tiempo,me alegro de leerte otra vez!