23 de noviembre de 2014

Poesía (I)


[En una cafetería oscura y medio pegajosa, con una máquina tragaperras cantando en la puerta y un señor chino concentradísimo, venga monedas y monedas]

Poeta: Buenos días, ¿usted es Guadalupe?
Lupe [toda dispuesta y sonriente]: Sí, sí, buenos días.
Poeta: Yo soy Ricardo. Encantado. Pues mire, lo que necesito es que transcriba, numere y ordene unos poemas que he escrito a mano.
Lupe [entusiasta]: Claro, claro.
Poeta: Son unos cinco mil poemas.
Lupe [algo menos entusiasta]: Cinco mil.
Poeta: Sí, porque yo estoy lleno de ideas a todas horas, y claro.
Lupe [pensando de repente: más poemas, más euros, más comida]: Qué bien.
Poeta: Escribo haikus. Y tengo que organizar y releer estos cinco mil para seleccionar los mejores tres mil trescientos treinta y tres. Porque quiero preparar tres tomos independientes de mil ciento once.
Lupe [parpadeando como una gallina]: Ajá.
Poeta: Le interesará saber cuál es la temática.
Lupe: Por supuesto.
Poeta: Pues hay aproximadamente mil quinientos que hablan de Dios. Luego ya perdí el interés por la religión y me centré en el binomio árbol-ave fénix.
Lupe [suspirando por dentro]: Sí, sí.
Poeta: De esos hay unos dos mil. Y el resto está dedicado al ecofeminismo y a la pachamama. A lo mejor quiere usted que le lea unos cuantos.
Lupe: Cómo no.
Poeta: Aunque la verdad es que en un sitio público, y esta atmósfera, no sé, no se presta mucho...
Lupe [alarmada]: Pues no se preocupe, usted me los da y yo los leo en casa, privadamente.
Poeta: Es que yo creo que le vendría bien conocer el tono, la sonoridad, el espíritu de la obra antes de empezar el trabajo. Mire, le leo uno en voz baja:

Las moscas sorben
el almíbar negro de Dios
cocodrilesco

Yo: Oh.
Poeta: Y este otro:

El árbol ruge
sobre el ojo no muerto
del héroe pollo

Lupe [confiando en no haber entendido bien]: Qué interesante.
Poeta [como disculpándose]: Verá que la caligrafía no es muy clara. Es que escribo donde quiera que me encuentre la idea. Y tengo muchas ideas mientras conduzco. Así que siempre llevo lápiz y papel en el salpicadero, y desde que aparece el poema, lo apunto.
Lupe: Se para en el arcén.
Poeta: No, no, lo escribo en marcha. Si me paro se me va.
Lupe: ¿Y nunca le ha pasado nada?
Poeta: Bueno, he tenido dos conatos de accidente, no, tres, pero nada más.
Lupe [definitivamente desalentada]: Ah.
Poeta: Aquí traigo la primera parte del poemario [saca una carpeta]. Mire el material, estúdielo y póngame un correo con el presupuesto.
Lupe: Muy bien.
Poeta: La dirección es escombropútrido@rmail.com
Lupe: Muy bien. Pues ya hablamos.

[Lupe se va a su casa con la carpeta de propaganda de la CEOE bajo el brazo, preguntándose por qué, por qué, por qué no se puede ganar la vida como la gente normal]
(continuará)

14 comentarios:

breadbimbo dijo...

Cobra por adelantado, que como tenga un accidente te quedas sin la pasta... y con los haikus.

Anónimo dijo...

Lo recuerdo ferpectamente. Tan bonitos, los haikus como la Neverending... BVG.

si, bwana dijo...

Me permito sugerir unos honorarios de 10E por poema como mínimo, aunque trataría de colar a 20€ por lo tenebroso del tema.
Me alegra verla de nuevo por estos lares.

300mundos dijo...

Las moscas sorben
almíbar negro de Dios
cocodrilesco

Te quiero

Gárgamel dijo...

Si los cobras al peso que vaya un haiku por página. Para respetar la pureza del sentimiento y tal.

Concha Hernández Romero dijo...

Que grande eres Maria, los he leído todos y me he reído cantidad, que buena falta me hacia .Te quiero.

Lego y Pulgón dijo...

¡Estabas en el "Coral"! Lo reconocí a la primera. Si quieres clientes de más nivel, queda con ellos en el "Chihuahua". Mira que te lo he dicho veces.

La Lupe dijo...

Ustedes ya saben que yo para esto de los comentarios soy la peor, ¿verdad? Que siempre llego tarde y encima me meto en líos y cosas. No se me ofendan, recuerden: estoy tullidita.

Bimbo, todo esto es ficción, fruto de mi prodigiosa creatividad, pero si no lo fuera, se inspiraría en hechos sucedidos hace tres o cuatro años, y los euros, si existieran, ya habrían sido debidamente cobrados y gastados.

Anónima memoriosa, gracias. Aquí una versión corregida y aumentada, para servirte.

Gracias, Sí bwana. En cuanto deje de hipar, resoplar y sonarme los mocos, podré contarle cómo va la cosa de las tarifas.

300 mundos, si hace falta que escriba cinco mil haikus absurdos para que me quieras, yo persevero.

Ay, Gárgamel, si todo esto hubiera sucedido, que no es el caso, insisto, la cosa salía a 26 haikus por página (a dos columnas) y la Lupe cobraba por horas.

Tía Conchi, tú que me tienes buena voluntad y te ríes con todo. Y yo te quiero a ti.

Lego, eso son mentiras tuyas. Ese bar (inexistente) se llama Sorocaima. Y la Lupe, perdona, no pesca a los clientes en los bares.

Olpi Libros dijo...

¡Bravo!
¡Cocodrileño!

Tati dijo...

Gracias por volver a escribir. Soy fan. Espera, que te lo digo con un Haiku:

Qué buena suerte
Una amiga escritora
Y feisbukiana.

Belén dijo...

¡Pobrecita mía! Pero qué alegría me ha dado tu vuelta. ¡Gracias!

Ginebra dijo...

Podía haber sido peor. Agradezca que no le haya dado por los sonetos.

desparramando dijo...

jajajaja buenos poemas... falta solo alguien que los comprenda :)

delhi flaur dijo...

Sisaesté qué puedo hacer para contactarte además de leerte