29 de marzo de 2009

Educación

Método I. 7.14 am. La Lupe [despelusada, amenazadora, de pie en medio de la calle, dirigiéndose a Pinito, que se acaba de tender, tan tranquila, a la sombra de un coche, y mastica la correa para entretenerse]: ¡¡Tú, bicho, caga, mea, haz algo de una vez ya!!

Método II. 13.25 pm. Señor muy serio de dos metros [en voz baja, inclinándose hacia la perra, que está sentada en la acera y se rasca y mira al cielo]: Excreta, por favor, excreta; será lo mejor.

19 comentarios:

El Zorrocloco dijo...

Dios, qué bueno, educación bipolar total XDD Ains, lo malo es que ahora, aparte de no querer niños, no quiero ni pinitos :P

Ginebra dijo...

¿Y al final qué hizo? Pinito, digo. ¿Se aguantó todo el rato hasta llegar a casa y le "redecoró" el suelo, o hizo caso a alguno de los dos?

PD.- palabra de verificación:
lerapsup, en plan faraón egipcio

maria dijo...

Metodo III: El exprimidor. Se coge al animal por debajo de las costillas y se aprieta con cierta fuerza hacia la cola mientras se le dice con cariño: "¿Ves Pinito como no era tan difícil defecar en la calle?".
PD: No probar el método en perros de más de 8 kilos y alejar las fauces del animal de partes que se aprecien del propio cuerpo.

Gabriel Ramírez dijo...

Señores, por favor, que la perrita se puede traumatizar. No se muestren tan hostiles.

Me manifiesto... dijo...

Definitivamente fan del señor serio

Arantza dijo...

... es lo que tiene frecuentar animales, acaba sacándole a uno el lado agreste y salvaje (el señor serio es que no está suficientemente en contacto con su lado animal, un día tendrá que pagar una fortuna por unos talleres de psicoterapia de grupo para terminar obteniendo lo que tú consigues en cinco minutillos paseando a Pinito).

martin dijo...

me voy a reir un rato de una cosa que me he acordado:

Jajajajajajajajajajajajaja

LaURa dijo...

Yo, conociendo a Pinito.... alguien antes se molestó en dcirle lo que era excretar? HOmbre... tampoco vamos a exigirle vocabularios de 5º de egb con lo chica que es...
(que si ya lo sabía me callo, eh?)

Cuinpar dijo...

(¿Cómo llamó el señor serio a Pinito??? ¿¿¿¿ESqueletor, le dijo???)

aire dijo...

Sin duda, como atenuante siempre se pueden alegar las distintas horas de cada uno de los sucesos.

MismamentE dijo...

Pinicidio, Lupe, Pinicidio

La Lupe dijo...

Aquí estoy.

No, no, Zorro, tú tienes un deber con la humanidad: tienes que traer al mundo unos cuantos zorros chicos que escriban sus zorrodiarios, a ser posible protagonizados por el heroico Richard.

Ay, Gin, en la escala de obediencia perruna de Wittensburg, que va de 0 a 152.000, Pinito oscila entre 0 y 0.5. Hace caso muy raras veces.

María, gracias. Suena muy bien lo que dices. Yo había probado a cogerla de la cola y sacudirla rítmicamente, pero no daba resultado.

Gabriel, en esta casa la que está traumatizada soy yo. Palabras clave: heridas-de-guerra.

Me manifiesto, yo también, claro.

Pues Arantza, mi lado salvaje ya asomaba bastante antes de Pinito... El que no asoma mucho es el otro... Aunque, ahora que lo pienso, casi siempre he tenido perro o gato o algo...

Martin, eres un traidor abyecto.

Lau, ¿y tú crees que los niños de 5º de EGB saben lo que significa "excretar"? A estas alturas, la Pini aún no parece que entienda la palabra ¡NO!

Ay, Cuinpar, a veces le dice Esquéletor, a veces Espáiderman... Según.

Aire, claro que sí. A esas horas mías de la mañana es milagroso que no la escache y la unte sobre el asfalto como si fuera sobrasada.

Mismamente, gracias. Mi padre es más discreto y lo llama "eutanasia terapéutica".

Wara dijo...

Cuidado, porque, ¿cómo era el dicho? ¿Los dueños terminan por parecerse a sus perros? ¡Tanta pomposidad asusta!

Saludos.

La Lupe dijo...

(no, no es pompa, Wara, es buen corazón)

Patain de Montrousseau dijo...

Con tu actitud represora estás reforzando su comportamiento negativo. Pinito trata de llamar tu atención perpetrando maldades. Debes ignorarla: que se te come un zapato, pues te pones el otro y sales a la calle con un pie descalzo. Así sabrá lo que es bueno.
De nada.

La Lupe dijo...

Pues, Patain, el veterinario me dice lo mismo que tú, y me lo dice en serio, y además me cobra.

"Déjala que se coma el papel del baño, no le digas nada, pobrecita Pinito, si no lo puede evitar, lo lleva impreso en su código genético, eso, y además es divertido que se lo coma, y total en seguida se va a hacer mayor, y luego echarás de menos esas estampas de cachorritud festiva, ¿no?".

Respuesta: No.

De ahora en adelante, si quieren, me pueden llamar Cruella de Vil.

buscema63 dijo...

Que cague ya esa perra, hombre, para que pueda pisar con garbo y echar la bonoloto. Un bastoncillo de aceite por el ojete y ya veréis que escatosinfonía...
También le puedes corear el ¡podemos! Así ganó España la Eurocopa. O el gaudeamus igitur. Hay joveznos que tras escucharlo levantan a pulso un trono de no sé cuántas toneladas. Son ideas, no sé...
(A este paso te vuelves epígona de Gerald Durrell aunque te pega más Liberty Meadows).

La Lupe dijo...

Oiga, H, el problema no es el qué ni el cómo ni el cuánto; es el dónde. Pinito es muy expresiva. Sólo que tiende a expresarse en casa y no en la calle.
De resto, gracias. Sus comparaciones son de mucho subir la moral.

Laura dijo...

Ay por dios con lo bien que me venían a mí unas risas hoy.. gracias por conseguirlo.

Un beso