22 de septiembre de 2009

Demasiadas cosas

Sueño que voy a salir a la calle, pero no puedo porque hay demasiadas cosas ahí fuera. Cosas como camiones y excavadoras y edificios de cuarenta pisos y bloques de mármol y rebaños de ovejas y romerías de la Virgen de la Cuevita y aviones supersónicos y cataratas del Niágara y calamares abisales. Y formas geométricas, un montón de pirámides amontonándose en el aire y en el suelo. Y en el pedacito de acera que queda libre está Alfio, la Bola Troglodita de Liniers, bailando.


Entonces cierro la puerta y me vuelvo a la cama. Total, si no quepo...

17 comentarios:

Reinadelmango dijo...

O haberte echado un baile con Alfio, tan animoso.
(Niña, qué nos pasa en la cabeza...)

si, bwana dijo...

No se olvide de los profundos agujeros tan abundantes por la capital del reino; se puede desaparecer por uno de éllos sin testigos.

Lego y Pulgón dijo...

Visto así...que además, seguramente alguno de los sujetos que poblaban la calle olería a sudor. Que me han dicho que las pirámides no son nada aseadas.

jotapunto dijo...

Seguro que entre Alfio y Madariaga te buscan un hueco en la colonia de pingüinos de Magallanes. Mira a ver.

Ginebra dijo...

Jo, yo haría lo mismo, que a mí los calamares abisales me dan un miedo... uf!

Cuinpar dijo...

Pues yo en sueños ando rezándole a Pan chueco para que todo esto pase pronto. Usted y la reina´l mango son pésimas influencias para mi vida onírica. Para la otra no.

Arantza dijo...

6:30 AM. Montreal. (Malditos horarios canadienses). Miro de nuevo la tira de Alfio, me froto los ojos legañosos. Necesito un café. Descomunal. (¿Tú también?)

Reinadelmango dijo...

(Perdóname Lupe el uso de este foro para el envío de mensajes de índole personal) Tú, Cuinpar, lo que estás hecha es una diva, que te vas a buscar los muebles de Ikea sin avisar, ni ná, como tienes más de una chófer... Cantantes...

laGranCanaria dijo...

yo en mi adolescencia más lúcida soñaba de forma recurrente con una pared blanca que tenía un boli negro encima que le hacía rayones hasta dejarla negra. Y visto el entusiasmo del boli no me daban ganas de intervenir,tampoco. Y anoche voy y sueño que soy Chaplin. No en el dictador,como debía ser,sino en tiempos modernos. Mira tú. Y ah, si la Cuinpar se va a ikea sin las colegas,confírmenmelo pa borrarla del feisbuk.

Cuinpar dijo...

Reina´l mango, yo le juro que fue sin amor, que contigo es distinto, que ella es sólo una más...

Cuinpar dijo...

Veterinaria de mis entretelas, yo nunca lo haría!!! No me desaborre del caralibro, por favor!!! Véngase unos días a gran Tenerife Imperial de Todos los Santos y vayamos a Ikea, Alcampo y Carrefú!!!

solounamas dijo...

en fin, condenada a ser solo una mas, es lo que tiene ser una nueva adquisición

Cuinpar dijo...

Joder, solounamas!!! No me líes más el asunto!! Que tengo demasiados frentes abiertos!!! Que yo tengo amor para todas!! O para ninguna, ya está!

Arantza dijo...

Estooo, ustedes perdonen que yo intervenga, pero, ...héme aquí, condenada a ir sola a Ikea (ssniff, *sollozo*), porque a las amigas ibéricas les pilla un poco a desmano... *sollozo*.

Cuinpar dijo...

Aranza, por un cachito de queque yo voy con usted a Ikea y a donde haga falta. Que puedo con todas, digo!
(Siempre que descubra usted una buena manera de llegar a Canadá sin ir en avión, claro...)

Ginebra dijo...

Jajajajajaja... Miss Arantza, no nos tome el pelo, que usted no necesita ir a IKEA, que su maromo es un manitas y le hace los muebles que le quedan más bonitos que un San Luis.

La Lupe dijo...

Aviso: si hay alguien aquí que no sea un poco fan de Liniers, me temo que no va a entender el 70% de los comentarios.

Reina, sí, eso tenía que haber hecho, decirle a Alfio que me enseñara unos cuantos pasos y despejar la acera a bastonazos.

Sí, bwana, claro, pero mi sueño no era en Madrid, sino en un sitio-no-identificado donde curiosamente había más suelo que agujeros.

Lego y Pulgón, tienes mucha razón, pero ponte por un momento en el lugar de una pirámide. ¿Dónde te ibas a echar el desodorante?

Jotapunto, ahora mismo lo de los pingüinos me parece un plan mayúsculo, y sólo me detiene la distancia (despreciable) que me separa de la Patagonia.

Gin, me pongo prosaica: lo peor no es que sean abisales, sino que tienes delante dos mil kilos de calamar y no los puedes freír ni rellenar ni nada porque huelen a amoníaco una cosa mala. Tremendo desperdicio, ¿eh?

Cuinpar, a mí Pan Chueco me da más miedo que el Sagrado-Corazón-En-Vos-Confío, y no te digo más.

Arantza, sí. De hecho necesito 600 cafés. A ser posible en tu cocina y con muffins. Y no te preocupes, que lo de Liniers es misterioso. Saca una tira diaria en La Nación, y tiene una serie que se llama "Conceptual Incomprensible". Los lectores, indignados porque no entienden nada, le mandan cartas-bomba a la redacción.

Reina, Cuinpar, yo las comprendo. A las dos. Hagan un esfuerzo de amor y reconcíliense este fin de semana. Vayan juntas a Ikea. Y llámenme, que sigo sin mesa de comedor.

Solounamás, no hagas caso, eso son mentiras de la Cuinpar, que es más falsa que botón de camisa nueva.

Y Arantza, y Gin, me apuesto las gafas a que la primera quiere ir a Ikea sólo para aprovisionarse de manteles y servilletas y cosas de colores con las que matarnos no sólo de hambre, sino de envidia, cuando publique las fotos de su último éxito, recién salido del horno; pero también tiene derecho la criatura, y seguro que para ir a Ikea en Montreal antes hay que enjaezar el caballo percherón, quitar la escarcha de la capota del trineo y dar paletadas a 500 kilos de nieve. Para eso vienen muy bien las amigas.