29 de abril de 2011

Do-re-mi

Llego a un bar minúsculo y subterráneo en el que me dicen mis fuentes que el café es maravilloso. El camarero sale de la oscuridad y se me acerca cantando “Mambrú se fue a la guerra, qué dolor qué dolor qué pena, Mambrú se fue a la guerra, no sé cuándo vendrá, ¿qué vas a tomar?”, y yo, “do-re-mi, un cortado”, y él, “do-re-fa, ¿natural, barraquito?”, y yo, haciendo por no reírme ni cantar más, “natural”, “¿y de comer?”, “no, nada, gracias”. Entonces el camarero desaparece durante unos minutos, y yo, mientras, miro los tres metros cuadrados de bar que tengo alrededor. Hay fotos antiguas de la ciudad y del puerto clavadas con chinchetas en la pared verde. Cuando vuelve con el cortado, el camarero me pregunta, con la más absoluta normalidad, “¿tú cuando eras chica jugabas al brilé?”. “Sí”. “¿Y se te daba bien?”. “Más o menos”. “Seguro que ibas a colegio de monjas”. “Sí”. “Claro. Es un juego de colegio de monjas”. “Como el pañuelito”. “Yo prefiero el brilé”. “Yo también”.

El café está muy bueno. Ay, cómo me gusta Santa Cruz.

10 comentarios:

si, bwana dijo...

Un café muy melodioso.
¡Ay Santa Cruz...!

tiny MAN dijo...

Qué recuerdos me has traído! Gracias.
Tenía olvidado lo del brilé. Y que risa ahora que se me viene a la cabeza que cuando atinábamos a golpear con la pelota a los contrarios le decíamos "estás muerto, a la cárcel" y nos quedábamos tan panchos... para qué puñetas mandaríamos un fiambre al talego!!?

aracne dijo...

A mí Mambrú siempre me ha dado un mal rollo horroroso, do-re-mí. Pero me encanta seguir encontrando cositas nuevas en mi blog favorito, do-re-fá.

¿Qué es el brilé?

(La Lupe) dijo...

(es un juego que consiste en dividirse en dos equipos y dar pelotazos a los otros, preferentemente en la barriga o en las gafas, y cuando les das, los quemas, y tienen que ponerse en otro lado del campo, como castigados, creo que el nombre viene de brûlée, como la crema)

Marian Morales dijo...

Sabes Mariquilla, para noostros era " el quemado"; cosas que tiene esta isla, tú sabes....

La rubia dijo...

Pues me acabo de enterar ahora de dónde venía "brilé". Tinta de Lagarta instruye y deleita

Cuinpar dijo...

Claro, Rubia, tú no ves la tele? "Tinta de Lagarta: su blog y cada día el de más gente"

Pipa dijo...

Una vez mi hermana y yo nos pusimos a analizar las letras de las canciones infantiles más tradicionales. Todas, todas, dan mal rollo.

(la de Dibujo era yo, con el mismo comentario. Les desvelo a Vds. mi identidad secreta por aquello de que hay confianza... pero es que con ese nombre la Lupe no sabría ni quién es mi hermana, ni quien soy yo, ni ná de ná)

Carmen dijo...

Lupe, en Sevilla a ese juego lo llamabamos "el matar" y yo era blanco fácil. Un besazo. Carmen

La Lupe dijo...

Hop.

Sí, bwana, "melodioso" no sé si es la palabra. "Inquietante", más bien.

Tiny Man, lo nuestro era peor. La que se llevaba el pelotazo estaba quemada. ¿Y la mandábamos al hospital? No, a la frontera. Sí señor, deportando a los heridos.

Gracias, Aracne. Las canciones y los cuentos. Siempre acaba todo el mundo descuartizado o devorado. O casándose con la realeza.

Mariquilla, ustedes lo hacen todo distinto. Les echo de menos.

Rubia, no te creas, tuve que googlear la palabra para escribirla bien, con tanta tilde y tanto acento circunflejo.

No, Cuinpar, la campaña de ahora es "Tinta de Lagarta mejora portentosamente su tránsito intestinal".

Pipa-de-dibujo, no me preguntes cómo, pero yo sabía que eras tú. Son pocos lectores, y pocos tienen hermanas, ¿sabes?

Carmen, anda que yo... La esperanza de vida de mis gafas era infinitesimal. Y si me las quitaba para jugar, las perdía. Mi madre se desesperaba.